Dolor de muelas

Contactanos Suscripción

Causas del dolor de muelas

Artículos Mas Leídos

Cómo aliviar el dolor de muelas

Probablemente la mayoría de ustedes hayan experimentado dolor de muela en alguna ocasión. Si no les ha sucedido seguramente conocen a alguien que sí y por eso hoy les explicaré como alivar el dolor de muelas.

Causas del dolor de muelas Causas del dolor de muelas

Hay una gran variedad de elementos que pueden ocasionar el dolor de muelas. Conoce las causas del dolor de muelas y sus diferentes manifestaciones.

Remedios caseros para el dolor de muela

Las lesiones que se presenten en los dientes y en las encías deben ser tratadas inmediatamente, no sólo por el dolor que puedan ocasionar, sino porque sus complicaciones pueden ser muchas.

 Qué ocurre luego de la extracción dental Qué ocurre luego de la extracción dental

Una de las preguntas que nos asaltan al momento de perder una pieza dentaria. ¿Qué ocurre luego de la extracción dental?

Las muelas del juicio

A mucha gente no le salen nunca —afortunadamente— las muelas del juicio. Si éste es tu caso, ¡qué bueno! A la edad que suelen bro­tar estos molares —generalmente después de los 18 años—, ya las otras 28 piezas dentales se han adueñado del espa­cio disponible y, por lo tanto, es frecuente que algu­na de éstas

Publicado el 30 de octubre de 2012

Causas del dolor de muelas

¿Quién no ha pasado por esta terrible experiencia? Un dolor que comienza de golpe o un dolor que comienza tenue y aumenta paulatinamente hasta que ya no lo soportamos. Todos hemos sufrido en alguna oportunidad de dolor de muelas, pero no siempre este sufrimiento tiene el mismo origen. Vamos a conocer algunas de las causas del dolor de muelas, aunque pueden existir más y sólo tu dentista está capacitado para establecer cuáles son las de tu caso.

Si bien son muchísimas las razones por las cuales podemos padecer un dolor de muelas, las principales son: sensibilidad dentaria, pericoronitis aguda, pieza dental irrecuperable, fístula radicular, traumatismo, piorrea, etc.

Algunas de las causas del dolor de muelas

Sensibilidad dentaria: ocasiona un dolor punzante y agudo, de corta duración, apenas unos segundos. La sensibilidad dentaria se experimenta de golpe, como una corriente eléctrica y una vez que se fue, ya no retorna. El episodio doloroso es desencadenado por bebidas frías o alimentos, principalmente aquellos ricos en azúcar. También lo provocan los alimentos fríos, como los helados, enjuagarse la boca con agua helada, al comer caramelos, chocolates, tomate con vinagre, yogur frutado, etc. También puede sobrevenir cuando respiramos aire frío por la boca. Esta sensibilidad puede ser producto de la presencia de una caries, con el nervio dental a punto de morir. Pero cuando este dolor aparece también al cepillarse los dientes, en este caso se trata de una simple sensibilidad dental. Es importante consultar con el odontólogo, para descartar otras patologías. Pero cuando el dolor se prolonga por más de 30 segundos, puede tratarse de una congestión pulpar (hiperemia pulpar). En estos casos, el nervio suele estar afectado y es necesario consultar con el dentista. Algunos casos de congestión pulpar, se pueden tratar sin recurrir a la endodoncia.

Pericoronitis agua: es la inflamación de la encía en torno al tercer molar (muela del juicio). Esta afección reacciona dolorosamente frente a la masticación y no frente a los alimentos fríos. Suele afectar al tercer molar inferior, en mayor medida que al superior. El dolor también se presenta al cepillar los dientes o al tocar la encía. La encía se presenta enrojecida y generalmente se ve lacerada. El dolor puede abarcar también el oído y la garganta. También pueden inflamarse los ganglios que se encuentran debajo de la mandíbula. Además puede haber fiebre y sangrado al presionar la encía. La cara se inflama también del lado de la muela. Cuando es la muela superior la afectada, puede que la inflamación roce la mejilla por dentro y produzca una ulceración. Es normal que ocurra durante la salida de las muelas del juicio, y suele estar ocasionado en la falta de espacio mandibular suficiente. Es necesario consultar con el odontólogo que recetará medicación y realizará un diagnóstico apropiado.

Dolor agudo: son muchas las causas que pueden provocar este dolor y sus síntomas son variados: dolor ante el frío, el calor, los dulces, al morder y masticar. También puede sentirse como que la muela está más alta que las restantes. Pero también puede tratarse de un dolor constante que comenzó sin causa visible, pero que luego se intensifica y ocasiona un gran sufrimiento. Las causas probables son: la pulpitis, o un proceso inflamatorio que haya invadido la raíz de la pieza dentaria. Se forma un absceso en la punta de la raíz que se convierte en granuloma si no lo tratamos y finalmente llega a solidificarse en un quiste, si no recibe el tratamiento apropiado. El dolor puede llegar al oído, la frente y el ojo. Es necesario consultar con el dentista lo antes posible.

Fístula: esta afección se produce como consecuencia del dolor agudo sin tratamiento. La inflamación inicial atraviesa todas las etapas hasta formar una fístula en la raíz, inflamada y roja. Si apretamos la fístula, saldrá pus y el dolor disminuye al bajar la presión. Cuando todavía no se ha formado la fístula, la inflamación comprime la encía y el dolor es mayor. Si la inflamación es en la pulpa dental, afecta el nervio y el dolor es muy intenso. En estos casos, la consulta con el odontólogo es indispensable. Este padecimiento no necesariamente implica la pérdida de la pieza dental.

Pieza irrecuperable: pueden presentar casos en los que la pieza esté irrecuperable, pero no hay dolor. En este caso, es necesaria la extracción de la pieza.

Endodoncia: si el tratamiento de endodoncia no se realiza correctamente, pueden quedar restos de pulpa dental, la que servirá de caldo de cultivo de las bacterias si no es sellada apropiadamente. Se produce una infección crónica que se manifiesta con el dolor intenso. En este caso, son los nervios que rodean a la raíz, los que provocan el dolor, pues el nervio pulpar está muerto.

Piorrea: esta afección dental puede tener consecuencias graves si no se trata desde un comienzo. En caso de persistir, puede ocasionar la muerte pulpar y provocar infección y dolor. El tratamiento de este problema debe involucrar al nervio y a la encía. En casos graves, es necesaria la extracción de la pieza dental. Puede existir piorrea sin que haya caries en un diente.

Traumatismos: cuando un diente recibe un golpe o se ve sometido a una fuerza excesiva durante cierto tiempo, se produce un traumatismo. Y si este trauma se repite por mucho tiempo, puede conducir a la muerte pulpar, sin que haya existido caries ni piorrea. El traumatismo puede causar la muerte del nervio, sin que esto sea visible y las bacterias invaden e infectan al nervio que luego presenta los síntomas de dolor. El tratamiento aconsejado en estos casos es la endodoncia.

Imprimir

Categorías: Clínicas

Palabras clave: , , , , ,

Mas artículos sobre : Causas Del Dolor De Muelas

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un nuevo comentario

Sitios Recomendados